Ahorra con el césped artificial

 

Una de las dudas más frecuentes que nos plantean los clientes está relacionada con el ahorro del césped artificial. De hecho se cuestionan si la inversión inicial merece la pena y si el ahorro de recursos es realmente tan importante como se dice.

Instalar césped artificial es una alternativa cómoda para disfrutar de zonas verdes en el jardín, en las áreas recreativas de la comunidad de vecinos e incluso en la terraza de tu restaurante o de tu hotel.

Pero ¿realmente constituye un gran ahorro elegir este material sintético en lugar del césped natural?

La cifras muestran la realidad: Sí, gastará mucho menos en recursos, tiempo y dinero con el césped artificial.

En Césped Online te explicamos en qué ahorras con el césped artificial a corto y largo plazo.

 

 

Ahorro de recursos

El césped artificial es la alternativa sostenible al césped natural por el ahorro que conlleva en agua, en fertilizantes y en electricidad.

El agua es el primer recurso que pasa factura en el cuidado del césped natural. Es más, se estima que el ahorro de agua se establece en torno a los 5 litros por metro cuadrado frente a la hierba natural.

Y es obvio, porque el césped artificial se mantiene verde y en perfectas condiciones durante todas las estaciones de año sin necesidad de un sistema de regadío.

En consonancia, tampoco requiere fertilizantes y abonos para su mantenimiento.

Y también se reduce o se elimina el gasto energético vinculado a la siega y al control de la altura. Para que el césped natural esté impecable dependes de una máquina que consume electricidad, gasolina, cambio de aceite, limpieza del filtro del aire y el mantenimiento de las cuchillas.

 

 

Ahorro de tiempo

Si tú eres el responsable de tu propio jardín sabes de antemano las horas que tienes que invertir para que permanezca perfecto, tanto en época de lluvia como de sequía. La siega y el riego no solo conlleva un gasto energético y de recursos importante, sino que te resta tiempo.

El tiempo que puedes dedicar a tus hobbies o a disfrutar de tu familia.

 

 

Ahorro de dinero

Los dos apartados anteriores se traducen en ahorro de dinero a corto y largo plazo. A corto plazo, el césped artificial conlleva un ahorro de los recursos necesarios para mantenerlo en perfectas condiciones en el día a día. Y a largo plazo supone un ahorro de dinero porque amortizas la inversión inicial necesaria para la instalación.

Si cada vez que llega el verano te preguntas por qué sigues gastando tu tiempo y dinero en el cuidado de las zonas verdes, no te lo pienses más y sustitúyelo por césped artificial.

Además, la época del otoño y el invierno es perfecta para llevar a cabo la instalación por una cuestión de comodidad, tanto para ti como para los instaladores. Estos son meses más tranquilos en el exterior del hogar porque toda la familia está ocupada con sus obligaciones laborales o escolares.

Sin olvidar que, cuando llegue el calor y os apetezca disfrutar de nuevo del jardín, ya estará instalado el nuevo césped artificial.

 

 

En Césped Online encontrarás diversos modelos. Elige el que más se ajusta a tus necesidades y solicítanos presupuesto sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 1 =